Como músico, productor y compositor, siempre hay que estar al día y conocer las nuevas tendencias musicales, sobre todo, adelantarse cuando es posible.

En el año 2.016, decidí comenzar mi carrera artística como cantante y componer temas musicales para mi, para lo que tuve que analizar cuál sería el género musical en el que me sentiría más a gusto y, a la vez, más cómodo, sumando a ello que los géneros exclusivamente urbanos, no son mi especialidad y tampoco son de mi interés. En cambio, los géneros pop y tradicionales siempre han sido los que más me han atraído y a la vez, mi especialidad, al tratarse de estilos que puedo defender como músico, contando con una gran experiencia como productor, de muchísimos años, haciendo arreglos musicales en pop-rock, baladas, música tradicional y obras de clásico, además de producciones para otros Artistas y cantantes.

Así, analizando el Mercado, me decliné por el género latino urbano, viendo que comenzaban a diferenciarse dos líneas muy diferentes, dentro de la música urbana: una, la que no implica fusión, y otra, la que sí implica fusión urbana entre género latino tradicional y sonido urbano, con mezcla reggaetonera, pero sin llegar a ser reggaetón moderno, género que sí es meramente urbano.

Canción: Pequeña (2.017, videoclip grabado en Chipiona, España).

Por tanto, el estilo elegido para mi música fue el pop latino urbano, justo cuando comenzaba a definirse esta nueva tendencia de la Música Latina Urbana, en la cuál, este pop latino, junto con otros géneros musicales –como son la cumbia, el vallenato, la salsa, el mambo, la champeta, el merengue, la rumba, la kizomba, etc…-, estilos latinos tradicionales que en fusión urbana, son los más escuchados del momento a nivel internacional, facilitando así cualquier promoción dentro del Mundo Latinoamericano y por tanto, también en los medios de comunicación de habla hispana, así como todos los que emiten este tipo de música en sus parrillas de programación, ya sean radios, televisiones o servicios de prensa escrita y online.

Siempre que has de componer música tradicional, aunque la vayas a llevar hacia una fusión urbana, es importante conocer su esencia, de donde procede y la sensación causada en las personas que habitualmente la escuchan, así como los músicos e intérpretes que ejecutan piezas musicales en sus diferentes estilos, lo que conlleva viajar hasta esos lugares donde nace la música latina, en mi caso.

Para poder adaptar aun más mi música pop al género latino, opté por realizar una primera gira en Latinoamérica, eligiendo así el país andino de Ecuador, el cuál visité a finales de 2017.

(Foto realizada en el Cerro Santa Ana, Guayaquil, desde donde puede contemplarse toda la Ciudad).

Durante los 15 días que permanecí en la región del Guayas, aprendí muchísimo de sus gentes y sobre todo, de su Cultura. Tuve la oportunidad de sentir la música latina, algo que sólo podía conocer si realizaba este viaje y observaba la música que allí se escucha, la sensación que produce en quienes la escuchan, bailan y a la vez, asistir a algunos shows en directo, para prestar atención en su interpretación, por medio de las mejores bandas latinas, sus músicos –muy virtuosos además– y cantantes, con una manera de interpretación, válgame la expresión, bastante suelta en su técnica, algo a lo que no estaba acostumbrado, puesto que en Europa nos centramos demasiado en la técnica y muchas veces, nos olvidamos del sentido musical de la improvisación, muy necesaria para dar mayor expresividad a nuestras interpretaciones.

En mi caso, siempre he optado por un estilo más libre en la ejecución, recurriendo sobre todo a la improvisación musical, técnica que utilizo desde que comencé, cuando apenas tenía 8 años. (Ver artículo: “Qué significa la música en mi vida“).

De la música tradicional ecuatoriana, me encantó la música nativa, así pude dedicarle a Ecuador una canción en la que utilicé instrumentos típicos, nativos de allí, como son la flauta de pan o zampoña, la ocarina y algunas percusiones, las cuáles utilice en esta Kizomba Urbana, que compuse ese mismo año y terminé de arreglar en 2.018, titulada «Qué quieres Mundo», cuyo videoclip se grabó en Guayaquil y otras localizaciones de este país latinoamericano.

Cuando viajas a otros países y convives con sus gentes, es inevitable que no te parta el corazón ver la situación que viven muchas Familias, pero más aún, la de esos niños que conviven en ciertos lugares. «Qué quieres Mundo» es una canción que trata la temática social que todavía se vive en determinadas zonas de Ecuador, tras los terremotos de 2.016, fundamentalmente.

Mi gira también me permitió llevar una de mis últimas composiciones, titulada «Contigo«, al género latino del vallenato urbano, cuyo videoclip se grabó íntegro en Guayaquil, incluyendo algunas imágenes de Posorja y otras localizaciones de la región del Guayas.

Hasta entonces, todas las fusiones que había realizado fueron producidas en pop latino urbano, excepto Ay Vida (videoclip grabado en Cartagena, España), Kizomba Urbana que presentamos durante mi mediatour en Ecuador y en gran cantidad de medios en vivo, en Guayaquil, Milagro, Durán y otras localizaciones del Guayas, además de todos los medios nacionales en los que pautamos esta canción.